No te rompas la cabeza...

¡Que se la rompan ellos!